Full width home advertisement

Music

Interviews

Post Page Advertisement [Top]

Reseña: You, la nueva serie de Netflix que retrata la adicción.

Reseña: You, la nueva serie de Netflix que retrata la adicción.

- This post is only available in Spanish -



YOU empieza como el bien-ya-conocido tipo de series que Netflix acepta producir: un lugar memorable como Nueva York, uno que otro actor del cual no habías escuchado en un tiempo como Penn Badgley (Dan Humphrey en Gossip Girl) y Shay Mitchell (Emily Fields en Pretty Little Liars), y una trama ligera —al principio— que atrapa al espectador listo para hacer un binge watch de ocho horas aproximadamente. ¿Cuál fue una de las sorpresas al investigar un poco sobre la serie? Resulta que la misma estaba siendo producida por Lifetime, canal de televisión mejor conocido por sus reality shows como Dance Moms que por sus series (las cuales dejan bastante que desear), pero Netflix tomó la producción para la segunda temporada la cual saldrá en el 2019 como una serie original del servicio de streaming. Ahora, más allá de estar realmente sorprendido de que Lifetime pudiese sacar una serie como YOU, quisiera hablar de lo diferente que es la serie con respecto a otras que he visto del mismo género y dirigidas a una audiencia parecida.






    YOU es una serie escrita por Greg Berlanti y Sera Gamble, los cuales han sido partes activas de proyectos como Dawson's Creek Supernatural respectivamente. La misma está basada en el libro casi homónimo llamado You: A Novel de Caroline Kepnes y trata básicamente de un outsider (un guiño al Lonely Boy de Gossip Girl) que se enamora de una escritora que entra a la librería en donde él trabaja; el suspenso empieza cuando él se obsesiona con ella y empieza a acosarla sin que ella lo note. Hasta ahí vamos bien, es más o menos lo que muestra el tráiler, ¿no? Ahora, ¿qué hace YOU especial? A mí parecer, YOU —a diferencia de series como Baby— va mucho más allá del tráiler; te da mucho más de lo que esperabas recibir de una serie de drama, crimen y thriller enfocada a una audiencia juvenil. La nueva serie de Netflix sensibiliza al personaje principal haciéndole saber al espectador el punto de vista de alguien que está inestable mentalmente; con esto me refiero a que en algún momento de la historia puedes encontrarte en el dilema de justificar todo lo que hace Joe (Penn Badgley) por ser el hombre perfecto para Beck (Elizabeth Lail).






    Si hay algo por lo que caigo fácil es por las series que tienen personajes narrando partes de los episodios, al estilo de Revenge Desperate Housewives, y YOU posee la particularidad de que todos los capítulos son narrados  —casi en su totalidad— por el personaje principal, Joe. Ya por ahí la serie gana muchos puntos porque otorga esta dimensión extra que permite saber qué pasa en la mente del protagonista, no sólo al principio, no sólo al final, sino durante cada interacción que tiene con los otros personajes o consigo mismo durante el episodio. Este formato usualmente permite conocer eventos pasados en las vidas de los protagonistas antes del desarrollo de la historia principal.  En YOU le agregan (o mejor dicho, le quitan) el toque de no saber qué pasó con personajes que Joe nombra desde el primer episodio. Sabes que están ahí y sabes que algo pasó con ellos pero no sabes qué; en parte se debe a ciertas frases o expresiones que están en los diálogos del protagonista en relación consigo mismo y con los otros personajes de la serie.



   


 YOU no es una serie que hable del amor posesivo, celos o del qué está bien o qué está mal en una relación; la serie trata sobre las adicciones y cómo las personas lidian con ellas, a veces a través de sus relaciones interpersonales. Por ejemplo, tenemos a Joe el cual está fascinado con esta chica llamada Beck, y a su vez Beck esta enganchada a sus redes sociales y a buscar aprobación de su círculo social más cercano, la típica people pleaser too-good too-kind. También tenemos a las amigas de la universidad de Beck: Peach, Annika y Lynn; las cuales también tienen su cuota de adicción siendo Peach la más evidente con sus conductas obsesivashacia su dieta. Annika y Lynn, por otro lado cumplen el rol de generar empatía con un personaje que recibe bastante odio: la chica con dinero que al parecer no tiene nada en la cabeza. Puedo decir con certeza que Annika fácil puede entrar en mis personajes favoritos aunque su screen time no sea tan grande; lo cual es algo que precisamente me encantó de la serie: cómo te hace sentirte atraído por personajes que ni pensabas que ibas a querer.






    Retomando el tema central de la serie tenemos a Claudia y Ron, la vecina de Joe y su novio abusivo. Ambos sufren con lasadicciones más "comunes" por así decirlo: fármacos y alcohol, respectivamente. Dejando a Paco, el hijo de Claudia, a la deriva con los libros que Joe le presta de la librería. Cabe destacar que la relación de Paco y Joe es una de las más lindas en la serie porque —de nuevo— crea sensibilidad hacia al personaje que se supone que debemos detestar. Por un lado está el Joe que hace cosas horribles para estar a la par de lo que él cree que es el hombre que merece Beck; y por otro lado está el Joe que genuinamente se preocupa por Paco e incluso le compra comida y le presta libros de ediciones limitadas. Lo que quiero decir con todo lo anterior es que todos los personajes tienen el impulso de consumir algo (o alguien) para así escapar un momento de su realidad. Esto no logra dilucidarse en el tráiler y mucho menos se espera de una serie de Lifetime.






    Además del formato de narración y el generar empatía por personajes antagónicos, algo que me encantó fue la distribución temporal de los eventos de la serie dentro de la misma. No me malinterpreten, la serie es bastante lineal, de hecho hay muy pocosflashbacks. Lo que realmente sorprende es que prácticamente los eventos tardan alrededor de unos seis u ocho meses en desarrollarse por completo (sin tomar en cuenta los eventos pasados narrados por los personajes principales). Entre los capítulos pueden haber espacios temporales de días, semanas o hasta meses; cosa que usualmente pasa entre temporadas en series que tienen ya un tiempo al aire. Todos estos saltos temporales le agregan tanto a la trama que puedes sentir cómo los personajes en el último episodio no son los mismos del piloto, a pesar de que no se considera una coming of age story se observa un crecimiento o cambio en la mayoría de los personajes.






    El casting me pareció perfecto ya que Penn Badgley hace de un increíble outsider, no como Jughead en Riverdale con su infame frase de "in case you haven't noticed, I'm weird. I'm a weirdo. I don't fit in. And I don't want to fit in" la cual es demasiado cringy. En cambio, Joe sabe que no encaja con el grupo de amigas de Beck pero no deja de intentarlo o por lo menos lo hace sonar menos intenso. Yo soy bastante sociable así que identificarme con un personaje como Joe fue un poco raro pero se los juro que al ver la serie uno va entendiendo todo lo que pasa en su cabeza. Elizabeth Lail nos da una actuación de niña buena atrapada en un mundo malo para luego revelarnos que tiene su propio desastre y que buenas son las intenciones nada más. Algo que me encantó de su actuación en la serie y de su personaje es que nunca sabes realmente si está mintiendo o no, simplemente tienes que dejar que te lleve con sus palabras por la trama y luego ver el desenlace.






    En resumen, YOU es una historia de adicción. Adicción a las drogas, a las redes sociales, a la aceptación de tus pares, a una amistad o a una pareja. Incluso se podría conseguir la serie como alentadora en algún sentido debido al proceso que ocurre durante los episodios; un proceso de sanación y de auto-descubrimiento que puede ser útil para cualquier persona que esté atravesando un momento en el cual no crea o no pueda dejar "algo". Honestamente empecé a ver YOU para estar en el hype, escapar del FOMO y tener algo que hacer en la tarde; pero luego de ocho horas de un binge watch que valió totalmente la pena me encuentro con esta increíble serie que puede sorprender a más de uno con su atención a los detalles y la forma entretenida de contar una historia que promete mantenerte alerta hasta el final de temporada.







We are millennials, but cooler.

Atte. Daniel Magdaleno







No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]