Full width home advertisement

Music

Interviews

Post Page Advertisement [Top]

[Escritos] Carta a mi hermana

[Escritos] Carta a mi hermana



Querida hermana. 

Te escribo esta carta para saludarte, hoy en tu día especial, aquel donde comíamos pastel y luego lo escondías en la nevera para que nadie mås comiera, porque era tuyo, porque merecías comerlo entero. Te extraño, hoy mås que nunca. Recuerdo el día que naciste, un lunes gris donde esperando el taxi para ir al hospital me encontré cinco euros. Ese día comprendí que había llegado la suerte a mi vida. No sé si mi abuela los colocó allí o simplemente aparecieron de sorpresa, pero siempre he tenido la certeza de que algo tenías que ver en todo esto.


Siempre te lo cuento, siempre te digo lo desesperado que estaba por verte, por enseñarte a caminar y expresar tus ideas perfectamente. No quería que fueses como el resto, eras mi hermana, tenías que ser mejor que todo mundo. Le conté hasta al portero del edificio de tu llegada, con orgullo decía: Hoy nace mi hermanita, hoy me convierto en hermano mayor.


Y asĂ­ fue, la enfermera me anunciĂł que habĂ­as llegado, estaba solo en la habitaciĂłn viendo algo de televisiĂłn. SalĂ­ corriendo por el pasillo, papĂĄ hablaba por telĂ©fono con la otra abuela, preguntĂ© por ti y todos me dijeron que sĂ­, que acababas de nacer, que pronto te podrĂ­amos ver. TambiĂ©n nos dijeron que tenĂ­amos que estar pendiente de una sala en especifico, allĂ­ abrirĂ­an las cortinas y podrĂ­amos verte.


Así sucedió, abrieron las cortinas y mi corazón saltó de emoción. Estabas allí, justo como te había imaginado. Por alguna razón llorabas y llorabas, capaz por eso eres tan sentimental o capaz por eso llovió tanto ese día. Para mí lo mås importante es que estabas allí, sana, enorme y que había llegado a mi vida mi compañera de juegos. Te había pedido en varias cartas a Santa, quería una hermana para jugar y protegerla. Para defenderla de aquellos que le querían romper el corazón, para tener complicidad absoluta y mi primera mejor amiga.


Aunque pensaba asĂ­ en ese momento, me di cuenta que no necesitaba ni defenderte, ni protegerte. Con el paso del tiempo te convertiste en una mujer independiente, que no necesita que nada ni nadie la defienda, que trabaja por lo que quiere y lo logra. Te enseñé a caminar tan bien que te fuiste a recorrer el mundo como siempre soñaste, te enseñé a expresar tus ideas tan bien que si te esfuerzas puedes ganarme argumentando, y mira que ya eso es bastante. Te enseñé a soñar tan fuerte por lo que quieres, que por allĂĄ andas montada en una nube cumpliendo todo aquello que tenĂ­as planificado. 


Tenerte como hermana sin duda es lo mejor que me ha sucedido, tenerte como hermana me ha ayudado a comprender lo difĂ­cil que es ser mujer y me ha mostrado una parte del mundo que no conocĂ­a. Tenerte como hermana me ha enseñado a extrañar, como nunca he extrañado a nadie en mi vida. 


Extraño nuestras charlas en el mueble. 
Extraño asustarte y molestarte. 
Extraño jugar al boxeo contigo. 
Extraño actos simples como abrazarte.


Puede que te extrañe, que te extrañe siempre, sin embargo sonrío porque sé que estås luchando por lo que quieres, por cumplir todo aquello que me contabas mientras eståbamos acostados viendo el cielo.


Siempre estaré orgulloso de ti.


Te amo, hermana.
Desde la distancia te deseo un feliz cumpleaños.



Atte. Ostwald Guillén







No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]