Full width home advertisement

Music

Interviews

Post Page Advertisement [Top]

[Escritos] This Is Not a Love Story: CapĂ­tulo I

[Escritos] This Is Not a Love Story: CapĂ­tulo I




La conocĂ­ un catorce de febrero, recuerdo el dĂ­a como si fuese hoy, estábamos en el pasillo de la facultad esperando para entrar a clases, la primera clase del semestre. Cursaba primero en ciencias polĂ­ticas, si era por mĂ­ estuviese tomando clases de artes mientras prendo un porro pero asĂ­ es la vida. Las decisiones las toman quienes pagan las cuentas, y como yo no pago ni el cigarro que me fumo entre clases, me toca graduarme en la facultad de ciencias polĂ­ticas y de paso, sonreĂ­r en la foto. Pero a lo que vinimos, que este libro no se llama 'This Is Not a Love Story' por mĂ­. No es mi historia, es la historia de como conocĂ­ al amor de mi vida. Mi nombre es Eduardo, pero ya quedará suficiente historia para presentarnos. 

Era un dĂ­a de mierda a decir verdad, habĂ­a pasado dos horas metido en el subterráneo para llegar a una clase que me interesaba muy poco. Claro que encuentro interesante la segunda guerra mundial, pero no la he causado yo. ¿Por quĂ© debo estudiarla? VenĂ­a del peor humor posible, sonaba Rich Girls de The Virgins en mi iPod, recordaba que no querĂ­a estar ahĂ­ cuando sin querer me quedĂ© mirándola. ¿Sabes cuándo te quedas pegado viendo al vacĂ­o y cuando vuelves en sĂ­ estás mirando a alguien fijamente sin querer? Bueno asĂ­. '¿Te conozco?', me preguntĂł. 'Disculpa', alcancĂ© a decir quitándome el audĂ­fono. '¿QuĂ© sĂ­ te conozco?', me repitiĂł la pregunta. 'No, creo que no', respondĂ­. Aunque si digo la verdad me pareciĂł un poco conocida. Siento que la he visto en otro lado, capaz fuimos al kinder juntos, capaz la he visto en alguna reuniĂłn con amigos. Pero no parecemos tener los mismos amigos. Yo no pertenezco a este mundo, no al de esta universidad. Mi mundo es diferente, no creo que alguno de mis amigos estĂ© en una universidad como esta. Capaz los de mi Ăşltima escuela sĂ­, luego del nuevo trabajo de mi mamá. Pero los de mi escuela anterior están trabajando, embarazadas o en la cárcel. 

'¿A quĂ© hora se supone que entremos a clases?', se acercĂł y me preguntĂł la misma chica que me habĂ­a quedado mirando hace minutos. 'No tengo ni idea', le respondĂ­. 'Sinceramente, mejor para mĂ­ si no viene', acotĂ©. 'Mucho gusto, stalker. Me llamo LucĂ­a', me respondiĂł ella. '¿Stalker? ¿Stalker yo?', le preguntĂ©. ComenzĂł a reĂ­rse y me dijo: 'No tonto, para nada. Solo que te me quedaste mirando como un stalker. AvĂ­same y me alejo de una vez'. La vi a los ojos y le respondĂ­: 'Yo no soy un stalker, solo me quedĂ© pensando al vacĂ­o y cuando me percatĂ©, te estaba mirando. Tampoco es que eres tan hermosa, mejores libros me he leĂ­do'. 'Stalker y grosero, una combinaciĂłn irresistible', me dijo entre risas. 'Ha sido un placer conocerlo, señor Stalker', acotĂł. 'Por mi seguridad espero no quedar en el mismo salĂłn que usted', me dijo con una sonrisa. 

Mientras se iba alejando, me di cuenta que mi corazĂłn comenzaba a latir más rápido, pero eso era normal, me pasaba hasta cuando hacĂ­a 'match' en Tinder. Lo particular de este asunto es que me veĂ­a despertando todas las mañanas con LucĂ­a, era justo como se la habĂ­a pedido al universo. Era rubia, ojos color azul y de paso, con buen sentido del humor. Todo iba bien hasta que vi que justo en la entrada del salĂłn, llegĂł un joven y la besĂł. SĂ­, la besĂł. LucĂ­a tenĂ­a novio.



(Extracto de This Is Not a Love Story


Atte. Ostwald Guillén






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]