Full width home advertisement

Music

Interviews

Post Page Advertisement [Top]

En el sillón: Estefanía Mitre

En el sillón: Estefanía Mitre
Foto: Ixu Producciones


Lograr esta entrevista es para mí un reto personal que venía trabajando desde hace rato. Debo ser sincero y admitir que la primera vez que leí a Estefanía Mitre quedé tan enamorado de sus poemas, que me convencí de que este día llegaría, que podría sentarla en el sillón y hablar de cosas tan complejas como es el proceso creativo de un artista o cosas tan simples como el amor.

Es para mí un placer tener a esta mexicana repleta de talento en el sillón, póngase cómodos porque es una entrevista perfecta para inspirarse.

¡Bienvenido al sillón!




Foto: Ixu Producciones



1. Definirse es una de las cosas más complejas que existen pero si tuvieras que definirte con una sola palabra, ¿Cuál sería? ¿Por qué?

Reservada. La brecha entre la discreción y la reclusión es, para mí, además de insistente, peligrosa y ceñida. Casi siempre me enfrento a la impotencia del sentir y desear decir algo pero no hallar la voz que pueda traducirlo a las palabras. Estoy en una constante lucha contra mi timidez. Así pues, en ella yace el origen de todo. A ella me debo y es por ella que escribo.









2. ¿Cuándo empiezas a escribir? ¿Cuál fue el primer libro que leíste?

A los catorce años, aunque no comencé a compartirlo sino hasta los dieciséis. El primer libro que leí se llama “Polvo de estrellas”, de Norma Muñoz Ledo. Recuerdo que incluía fragmentos de canciones como “See that girl, watch that scene. Digging the dancing queen”. Me encantaría poder volver a él con esta edad, ocho años más tarde y leerlo desde otra perspectiva. Nada más por la pura nostalgia.







3) ¿Estefanía Mitre cree en el amor? ¿Es más fácil escribir enamorado o despechado?

Por supuesto que creo, tal y como lo hace el resto, pero a mí no me da tanto miedo admitirlo. Todo forma parte del amor. Considero que sí es más asequible escribir no precisamente despechado sino triste porque al terminar con ciertos ciclos no podemos evitar hallarnos solos. Y la soledad, entre otras cosas, nos permite pensar, redescubrirnos. Pasamos de un estado de plena satisfacción a confrontar una condición en la que no dejamos de hacer recuentos. En ese sentido, desarrollamos la capacidad de entender cuánto, cómo y por qué estamos doliendo.






4) ¿Qué te inspira a escribir?

De vez en cuando alguna canción. Casi siempre lo hago no por inspiración sino porque de verdad lo necesito. Si tuviese que elegir algún impulso, diría que escribo para poder entender lo que no me permito llorar.






5) Todos nuestros invitados nos dejan un playlist exclusivo para Spotify en este segmento, así logramos conocer sus gustos musicales. ¿Qué escucha Estefanía Mitre?

Es difícil porque mis gustos son muy heterogéneos. Cuando tenía diecisiete años, solía pasarme horas descubriendo grupos. Entraba a “Last.fm”, ponía una referencia y buscaba artistas similares. Ese era mi pasatiempo. Si bien es cierto que la música no me sorprende tanto como entonces, nunca ha dejado de ser un motor. Así fui construyendo mi inclinación por ciertos géneros, aunado a los “te recomiendo esto” de otra gente. Es bonito compartir ese tipo de cosas.







6) ¿Cómo es tu proceso creativo?

Sentir. Sentir mucho. Sentir hasta la ansiedad, de hecho, y después vomitar las palabras. Una vez expulsadas, me dedico a pulir. Editar es un trabajo que puede llevarme horas. Ya no soy una niña que escribe lo primero que se le viene a la mente y lo publica. Ahora me exijo mucho más. Soy bastante minuciosa.





7) Si tuvieras que recomendarle cinco libros a nuestros lectores para inspirarlos, ¿Cuáles serían? ¿Por qué?

“Los Detectives Salvajes” de Roberto Bolaño y “En el camino” de Jack Kerouac son dos de mis libros favoritos. Controversiales, reformadores y directos. Muchos los reprueban -en especial a Kerouac- pero no se sale ileso de ninguno de ellos. Es un hecho. Sobre esa misma línea, recomiendo también “Los Subterráneos”. Por otra parte, considero que “El amor, las mujeres y la vida” de Benedetti es crucial al momento de sumergirse en la poesía. Lo mismo con “Hojas de Hierba” de Walt Whitman y las obras de Sylvia Plath. Hay que leer muchísimo para poder formarse un criterio. En cuanto a los autores contemporáneos, tengo una antología de Luis García Montero a la que vuelvo cada vez que me siento perdida.




Foto: Ixu Producciones



8) ¿Cuál es tu frase favorita escrita por ti?

Es altamente probable que los fragmentos que he elegido como mis favoritos hoy, cambien mañana.

“Mientras que en mi memoria se contenga tu risa, hasta el más insondable de todos los silencios seguirá siendo música”.

“A veces, al mirarnos todo lo que advertimos es un monstruoso caos, y sin embargo, alguien encuentra paz en nuestras ruinas”.

“Tú podrías hacer lo que quisieras -incluso si eso implica solamente respirar- y yo seguiría encontrando formas de hacerte poesía”.






9) ¿Cuál es tu frase favorita escrita por otro?

Ambas son de Kerouac. Las cito en su idioma original para que no pierdan significado.

“Boys and girls in America have such a sad time together; sophistication demands that they submit to sex immediately without proper preliminary talk. Not courting talk — real straight talk about souls, for life is holy and every moment is precious.”.

“[...]the only people for me are the mad ones, the ones who are mad to live, mad to talk, mad to be saved, desirous of everything at the same time, the ones who never yawn or say a commonplace thing, but burn, burn, burn like fabulous yellow roman candles exploding like spiders across the stars and in the middle you see the blue centerlight pop and everybody goes “Awww!”.






10) ¿Qué mensaje que inspire a creer y crear le dejas a nuestros lectores?

Nadie es lo suficientemente bueno como para no dudar de lo que hace. Una vez al día, por lo menos. Siempre habrán trabajos mejores y es estrictamente necesario aprender de ellos para evolucionar. Está bien errar. Está bien llorar. No está bien quedarse sentado después de eso. Todo lo que no estamos haciendo se le podría ocurrir a alguien más. Pero tal vez no. Y por eso es importante que lo hagamos.






Si quieres leer el bonus de la entrevista, debes pasar por aquí. También tenemos dos post cargados de las mejores frases de esta escritora.

¿Te gustó el post? ¿Te gustó el playlist exclusivo para Spotify?
Queremos leer todos tus comentarios.


Recuerda, las buenas vibras van por la casa.

Atte. Ostwald Guillén
(AKA El Bastardo)








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]