Full width home advertisement

Music

Interviews

Post Page Advertisement [Top]

[Escrito] Nos volveremos a ver

[Escrito] Nos volveremos a ver





Nos volveremos a ver, ya no seremos tan jóvenes y rebeldes como ahora. Tal vez sea dentro de par de años, varias primaveras, unos cuantos cumpleaños. Tú seguirás tan hermosa como siempre, yo seguiré igual de soñador. Nos encontraremos en Café Noisette sin querer, sin querer queriendo. Yo estaré leyendo mi manuscrito por enésima vez antes de entregarlo a la imprenta, tú bajarás del convertible de tu esposo y me mirarás por encima del hombro. Sonreirás, te sentarás en la silla del frente y pedirás aquel café con nombre raro que te encanta tomar. Lo primero que dirás será: "¿Para qué sigues viniendo a Café Noisette? Ni siquiera te gusta el café." Sonreiré con nostalgia y te diré: "Vengo cada martes a escribir y cada domingo a esperar que fantasmas del pasado como tú, decidan volver."  Morderás tu labio, tocarás mi pierna con tu tacón y me pedirás bailar el jazz que estará sonando. Te pediré mil disculpas, te explicaré que dejé de bailar hace mucho tiempo, me pondrás mala cara y preguntarás con sarcasmo: "¿Sigues escribiendo? ¿No te cansas?". Te volveré a sonreír, miraré tu convertible estacionado afuera y te preguntaré: "¿Nuevo marido rico? ¿No te cansas?". Levantarás una servilleta como bandera de paz, me tomarás de la mano y me preguntarás: "¿De qué trata este nuevo libro? ¿Viajaré a otro planeta o me harás recordar cuando estábamos juntos?". Te explicaré con cautela que no necesito escribir otro libro para que me recuerdes cada vez que te hacen el amor, no necesito dedicarte otra trilogía para que entiendas que tan solo somos pasado. Un pasado al que ahora puedo ver con una sonrisa, con mirada de nostalgia por los buenos días, ya los malos no importan. Te haré entender que tan solo eres un fantasma que viene a visitarme los días fríos, los días cuando mi optimismo está por el suelo y aunque suene loco, me das fuerza. Tu partida me hizo escribir mi primer bestseller, me hizo comprender que no necesito nadie a mi lado para poder escribir con pasión, esto es tan solo un don que Dios me regaló. Tu partida más que debilitarme, me volvió fuerte, me convirtió en un desalmado que ama con locura escribir en la cintura de damas hermosas. Tu partida me convirtió en el hombre que soy hoy.

Tengo la certeza que nos volveremos a encontrar, llevarás tacones altos, un abrigo de marca y los labios pintados color sangre. Te sentarás frente a mí y me contarás sobre aquellos días donde no estuviste a mi lado. Me hablarás de París, de tus dos hijos y de los incontables amoríos que has tenido. Te hablaré de los premios, de Cannes y las fanáticas locas que me persiguen. Nos reiremos de aquellos tiempos cuando éramos jóvenes, cuando nos amábamos con locura y pensábamos que la vida era tan simple como una rebanada de pizza.

Aunque suene a locura, nos volveremos a ver. Tendrás par de canas, yo alguna enfermedad incurable. Me dirás la verdad sobre tu partida y ya no tendré más odio hacía ti. Sonreiré. Agarraré tu mano y me despediré en silencio.

Nos volveremos a ver,
ojalá no sea muy tarde.



Atte. Ostwald Guillén
(AKA El Bastardo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]