Full width home advertisement

Music

Interviews

Post Page Advertisement [Top]

[Escritos] Mi Ășltima tarde con Vanessa

[Escritos] Mi Ășltima tarde con Vanessa




Era una tarde nublada, de esas en las que provoca quedarse en casa viendo pelĂ­culas en Netflix y no salir. Pero allĂ­ estaba, recibiendo una clase de Medio Oriente o de Rusia, todavĂ­a no lo tengo claro. Lo que sĂ­ tengo claro es que salĂ­ con mis amigos de dicha clase con par de chistes, como siempre. Hablando de mujeres, de la mala vida que nos dan, de fĂștbol americano o simplemente de algĂșn escote. Lo de todos los dĂ­as camino al baño despuĂ©s de clases. Justo al salir del baño, la conversaciĂłn con uno de mis amigos se acabĂł, mi mejor amiga del colegio estaba allĂ­, sentada en uno de los bancos de la facultad de Derecho. No sĂ© si me estaba esperando o fue una casualidad hermosa que me regalĂł el universo, ella estaba allĂ­.

Vanessa y yo nos conocemos desde hace par de años, nos volvimos buenos amigos despuĂ©s de entender que no servĂ­amos para ser pareja, que nos encantaba la forma de ser de cada uno, nuestros chistes crueles, nuestra complicidad absoluta pero que simplemente tenĂ­amos material de mejores amigos. AsĂ­ lo comprendimos luego de varias charlas.

Me quedo corto definiendo a 'Vane' si digo que ella es especial. Puedo decir que soy de muchos conocidos, sin embargo me considero de pocos amigos. Tiendo a confiar muy råpido en las personas, así que prefiero depositar mi confianza en la gente que realmente lo vale. Ella lo vale. Luego de par de años de colegio y par de años universitarios, Vane estaba allí. En el mismo pasillo que yo, cada vez que nos veíamos nos dåbamos un abrazo largo. Como esos que sueles darte con tu familia en año nuevo. Luego de aquel abrazo, comenzamos a contarnos sobre la vida. Su familia, su novio, mis clases, las locas que me consigo, aquellos tiempos cuando estudiåbamos juntos, las locuras que habían hecho recientemente nuestras hermanas, entre otras cosas. Nuestros encuentros siempre estån repletos de chistes, humor negro y cuentos geniales.

Justo antes de despedirnos, Vanessa dijo: "Vamos a tomarnos una foto". EstĂĄbamos hechos trizas, los exĂĄmenes nos habĂ­an quitado horas de sueño, parecĂ­amos zombies. Sin embargo, sonreĂ­mos. Nos abrazamos y afirmamos que nos verĂ­amos este diciembre, "Como todos los diciembres". Ella y yo tenemos una tradiciĂłn de vernos cada Diciembre y comer hallacas en su casa. Nos vemos en Diciembre y en Abril, que es su cumpleaños. ¡Claro! Y cada vez que nos encontramos en su facultad o en la mĂ­a. O cada vez que le da por asustarme donde quiera que me ve. En el metro, en la lĂ­nea del transporte o cruzando plena calle. Vanessa tiene la forma particular de abrazarme cada vez que me ve caminando y como casi no soy distraĂ­do, siempre termina asustĂĄndome.
Vanessa partiĂł de este mundo el 18 de Diciembre de 2016. Mi amiga se fue al cielo y desde allĂ­ estĂĄ cuidĂĄndome, cuida de su hermanita, de su mamĂĄ, de su papĂĄ, su novio y de todos los seres queridos que dejĂł en la tierra con el corazĂłn quebrado. Aunque ella ya no estĂ© en este mundo caĂłtico, ella estĂĄ presente en cada uno de nosotros, en cada cuento, en cada chiste, en cada instante que nos regalĂł. Por eso no escribo de ella en pasado, ni lo harĂ©. Ella estĂĄ viva en mi corazĂłn, en mi pensamiento, en mi prosa.

Y este escrito, mås que inmortalizar a mi amiga en lo mås sagrado que tengo es un llamado de atención para ti que lo lees. No dejes las cosas para mañana, no pospongas la salida con tus amigos porque tienes pereza o estås muy ocupado trabajando, ten presente que los días pasan. Ten presente que hoy estamos, mañana no sabemos. Yo me quedé esperando otro almuerzo con mi amiga, me quedé esperando una graduación donde ella no asistirå, me quedé esperando una sonrisa mås, un abrazo mås, una palabra de aliento mås, un susto en plena facultad mås.

Mi amiga es como pocas, gracias a su aliento hoy persigo mis sueños. Gracias a su aliento decidí que realmente tengo talento, gracias a su aliento, a su soporte comprendí que puedo lograr cualquier cosa que tenga en mente. Una vez hablando locuras, le dije: "Ya verås que en par de años armaré un show de Stand Up y contaré todo lo que hemos vivido". Ella solo contestó: "Claro que sí y yo estaré en primera fila". Siempre, siempre, siempre estarås en primera fila amiga. En cada uno de mis logros.

Vuela alto, muy alto.

Y sonrĂ­e desde la altura, que acĂĄ me quedo preparĂĄndote muchos chistes para cuando nos volvamos a ver.


Te amo.



Atte. Ostwald Guillén

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]