[Escrito] Poema por alma

by - miércoles, febrero 10, 2016





Lleg√≥ una madrugada a mi cama, justo cuando las manos me dol√≠an de tanto escribir poemas. Se sent√≥ y sin hablar, sac√≥ un cigarrillo largo. De inmediato le ofrec√≠ fuego, ese que nubla la mente y termina quem√°ndonos por dentro. 

Comenz√≥ a contarme de su vida, de lo mal que la ha pasado, que b√°sicamente no cre√≠a en el amor porque simplemente no le hab√≠an escrito un poema. La observ√© detenidamente mientras hablaba. Me qued√© vi√©ndola por horas, detallando sus p√≥mulos, sus largas pesta√Īas, cada una de las ondas que conformaban su cabellera. Justo cuando estaba a punto de quedarse dormida, le dije: "Hagamos un trato, te escribo un poema si me das tu alma". 

R√°pidamente abri√≥ los ojos, la alegr√≠a no le cab√≠a en el pecho. Sin decir "si" o "no"; comenz√≥ a contarme sobre su infancia dura, sus padres, su abuela favorita, sus fantasmas, los demonios que la desvelaban algunas noches. Con una sonrisa en el rostro, me cont√≥ que de grande quer√≠a ser so√Īadora. Como si eso fuese una profesi√≥n en el mundo real. Pasamos horas y horas hablando de la vida, de las tantas veces que nos hab√≠an quebrado el coraz√≥n, de aquello que quer√≠amos ser de ni√Īos, de pr√≠ncipes astronautas y de historias de terror. 

Justo cuando estaba empezando a aclarar, le escrib√≠ un poema corto a la orilla de su cadera. Mientras lo hac√≠a, no dejaba de verme con admiraci√≥n. Me llamaba "Escritor" como si mi apellido fuese Hemingway o Bukowski. Pero s√≠, para ella mis versos eran escritos importantes y para m√≠, ella era la mujer m√°s hermosa que hab√≠a visitado mi cama. 

Cuando por fin termin√©, subi√≥ su pantal√≥n, abri√≥ la ventana y salt√≥. Con una sonrisa imborrable porque su corto escrito, la acompa√Īar√≠a siempre. Ella cumpli√≥, me dej√≥ su alma en un tarro de miel que tengo junto a mi cama y uso para espantar fantasmas en las noches oscuras. 

Aunque ha pasado mucho tiempo, todas las noches la espero en la misma ventana. Le he escrito m√°s de mil versos, esperando que al menos venga buscando alguno. 

Aunque s√© que no vendr√°, aunque s√© que mi espera es innecesaria. 
Ella no aparecer√° ni hoy, ni ma√Īana, ni nunca. 
Ella no volver√° por una sencilla raz√≥n, la dej√© sin alma. 



Atte. Ostwald Guillén
(AKA El Bastardo)

You May Also Like

0 comentarios