[Escritos] El tren pasa una sola vez

by - martes, mayo 20, 2014







El tren pasa una vez,
te aviso.
Si lo pierdes,
no habrá tiempo para lamentos,
para llantos ni sollozos.
Luego no culpes al destino,
y mucho menos al horóscopo.
Ya eres grande,
debes asumir tus responsabilidades,
tus glorias, tus barrancos.  


El tren pasa una solo vez,
te lo repito.
Puede venir cargado de joyas o vacío.
Puede venir de oriente u occidente.
Puede traer felicidad o tristeza.
Puede hacerte volar a través de unos ojos claros
Puede hacerte gemir todas las noches

Puede, hasta no pararse en tu estación

El tren pasa una sola vez y allí estás.
Detenida en la estación,
con el pelo suelto,
la mirada perdida en aquel libro de autoayuda.
Sin detenerte a observar el mundo,
pasmada por Bucay.
Y yo aquí,
a tu lado.
Con un pedazo de carboncillo,
escribiendo esta nota que jamás te daré.
Enamorado de tus bellas mejillas,
pensando en invitarte a tomarnos un café,
a reírnos de la vida, a envejecer.

Si te percataras de mi existencia.
Si te dieras cuenta que nuestras noches pueden ser más interesantes que Bucay,
si entendieras que me enfrentaría a Hitler solo para hacerte sonreír.

Es hora,
debo marcharme.
Ni cuenta te das de mi partida.
Volteo para despedirme en silencio,
como quien no se quiere ir.
Tomo fotografías mentales para no borrarte de mí,
te imagino en mi casa, desnuda usando mis camisas.
Te imagino en mi cama,
riéndote hasta el amanecer.

Sonrío,
es una despedida dolorosa.
Ni sé tu nombre.
Debo irme,
alejarme.
La próxima vez,
observa el atardecer.
Observa las despedidas melancólicas.
Observa a los niños jugar en la estación.

Obsérvame,
intenta regalarme una sonrisa.

La próxima vez,
aprovecha la oportunidad.
Pudimos haber tenido una historia llena de pasión.
Pudimos terminar igual,
como completos desconocidos.
Pero no quisiste,
no me aprovechaste.

No te culpo,
tampoco soy de enamorarme de extrañas.
Eres la primera.
Ahora si.
Debo irme.
Sigue sonriendo,
sigue leyendo.

Prométeme que subirás la mirada.
El amor de tu vida puede estar justo a tu lado.
No te niegues a amar.

¡Qué desdicha!
El amor de tu vida,
pude ser yo.



Atte. Ostwald J. Guillén


You May Also Like

4 comentarios

  1. Sin palabras! Me encanto....
    "no te niegas a mirar"
    Increible el blog.

    Modarquitectura.blogpost.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡GRACIAS! En twitter siempre dejo lo que yo llamo "pequeños tesoros" que no son más que extractos de cuentos como este pero que nunca he publicado. Poco a poco me he dado a la tarea de transcribirlos y al parecer a las personas les gusta. Tu blog también es genial, el último post sobre las entregas me ayudo mucho. Aunque no estudio arquitectura ni nada parecido, a veces necesito aplicar ese tipo de consejos. Sigue trabajando en tu blog, me gustó muchísimo.


      Un abrazo gigante.

      Eliminar
  2. Excelente pieza la que has compartido. Gracias por haberlo hecho. De seguro para más de uno habrán sido palabras muy oportunas.

    bluetrashbin.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! La mayoria del tiempo escribo cosas así, a veces un poco más dañadas o pasadas de cursi sin siquiera serlo pero amo escribir. Todo sale solo. En serio, gracias por tomarte el tiempo y leer mi post. Cada vez que conozco a alguien con un estilo muy parecido a tu blog, te recomiendo. Me parece demasiado innovador lo que haces.


      A seguir creando y creyendo. Un abrazo.

      Eliminar