[Escrito] Fragancias que dejan huella...

by - lunes, septiembre 23, 2013





Desde pequeño he sido un amante de los olores, las fragancias y los aromas. Creo que todos tenemos algo de eso. Sin percatarnos, la fragancia pasa por nuestro olfato y se graba en nuestra memoria en segundos. Es así como comienzan los recuerdos. Un simple olor puede transportarte a un lugar exacto. El aroma del café por las mañanas puede recordarte cuando eras niño y los domingos desayunabas en familia. La playa, a aquellas eternas vacaciones frente al mar. 

Con fragancias podemos recordar el primer amor, aquella niña de trenzas que te veía como su héroe y no dejaba de fastidiarte. También podemos recordar a esa hermosa abuela que usaba un perfume en específico y que al abrazarte fuerte te dejaba impregnado su amor. 



¿Qué olor te hace recordar tu infancia?







Desde niños vamos almacenando olores, ya de grandes, al momento de volverlos a oler, estos hacen de su magia y te llevan al lugar exacto de la primera vez. Puedes estar a kilómetros de tu casa, al otro lado del mundo. Ellos, se encargan de transportarte en segundos a donde está tu familia, tus inicios, tu tierra. Algo muy parecido -a eso- me pasa, puedo estar muy lejos de casa pero al oler el perfume que lleva mi mamá usando por más de veinte años, me paralizo. Siento que está a mi lado y podemos estar en países diferentes. El olfato juega con nuestras mentes, nos hace enamorarnos en segundos. Nos hace revivir momentos. 






Hace nada, mientras estaba en Miami, conocí a una joven hermosa. Salí con mi primo a un sitio tranquilo, solo queríamos hablar y bailar con algunas chicas. Ella llegó y no paré de mirarla, ni por un instante. Luego me acerque, le pedí para bailar y ella accedió. Apenas comenzamos a bailar su aroma me idiotizó, me sentía en las nubes. No sabía si estaba bailando con una mujer o con un ángel. Su aroma me dejó estupefacto. (Sí mujeres, eso causan en nosotros con sus fragancias). Era capaz de regalarle el cielo en ese preciso momento. Olía a flores, a rosas, a naranja, a durazno. No recuerdo si bailamos una canción o varias. Solo recuerdo su aroma. 


Un aroma dulce, que no he podido sacar de mi mente. 






Desde esa noche, quedé idiotizado por aquella mujer. Necesitaba estar cerca de ella otra vez, necesitaba olerla. En ese momento, pensaba que los Dioses le habían diseñado el perfume perfecto para tener a todos los hombres que se le acercaban así. Mi primo, que también bailo con ella, quedó igual que yo. No supimos más de ella, pero les cuento esto y todavía tengo su aroma conmigo. Pasaron los días, mi primo y yo nos dimos a la tarea de buscar aquella fragancia. Queríamos percatarnos de su existencia. Fuimos a una perfumería y le describimos el aroma a la vendedora. Nos mostró muchísimas, hasta que dimos con la que era. 



WILD ELIXIR by Shakira. 



Mi primo compró para su novia y yo también. ¡Mujeres! No saben el poder que tienen con un simple aroma. Con este aroma. No existe hombre en la faz de la tierra, que no se deje cautivar por un buen perfume de dama. Pruébalo. Cada vez que huelo Wild Elixir by Shakira, recuerdo a aquella mujer hermosa. Es imposible olvidarla con ese olor. 






Para terminar les dejaré una frase, de uno de los mejores libros que he leído y me recuerda a esa noche: 


"Un aroma de ángel, tan indescriptiblemente bueno y pletórico de vigor que quien lo oliera quedaría hechizado y no tendría más remedio que amar a la persona que lo llevara..." (Patrick Süskin - El Perfume)


PD: Imaginen que el olor me dejó tan enamorado, que la recuerdo hasta viendo el comercial de la fragancia. Acá se los dejo, disfrútenlo.





¡Gracias por visitar el blog! Espero sus comentarios.

Atte. Ostwald J. Guillén

¡Qué siga la fiesta! 

You May Also Like

3 comentarios

  1. Puedo entenderte completamente Ostwald, pues a mi me sucede exactamente igual, desde que tengo uso de memoria soy fanática de los aromas , es como si asocio todo con un olor en especifico. Una vez me paso que me presentaron a una persona que era un colirio ante cualquier vista pero como estábamos en una acera cerca transitan los carros y casualmente en ese momento va pasando un camión de del aseo y emanaba un olor desagradable , bueno ese mismo se me quedo grabado junto con esta persona, lamentablemente, cada vez que me encontraba a esa persona sucedía que percibía este olor desagradable, pero esa es solo una anécdota no placentera. Quizás esto sonara extremista , pero se que tu sabes de lo que hablo.

    Claro no siempre son malas anécdotas, puesto que eso que te paso a ti en Miami , me paso a mi en un club pero no en Miami , y resulta que cuando finalmente halle la fragancia pude recordar vividamente ese momento ;)

    Con esto te digo que te entiendo, soy así como tu , con un aroma puedo recordar a una persona , una situación, hasta un objeto inanimado , un lugar, tampoco a nivel del asesino de Perfume la Película, jajajaja, pero algo ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los olores son buenos y malos, jajaja. Juegan con nuestra mente más de lo que creemos. Eso que mencionaste me pasó una vez y es tal cual lo dices, ves a esa persona y el olor pareciera estar allí, de nuevo. ¡Qué genial que te gustó el post! Muchísimas gracias por visitarme, espero tu comentario en otra entrada. Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. EL olfato juega con nuestras mentes que cierto es yo tengo muchas anecdotas entre ellas llegar a seguir el rastro de un perfume de hombre como un instinto animal, una anecdota muy curiosa es cuando tenia relaciones con mi ex no terminamos porque el perfume que llevaba le recordaba a su ex y es que ami me encanta por que ese perfume deje de ponermelo y me lo empeze a poner con mi novio

    ResponderEliminar