Full width home advertisement

Music

Interviews

Post Page Advertisement [Top]

Una tarea llamada creer.

Una tarea llamada creer.






Hace un buen tiempo -estaba todavía en el colegio- escribí como parte de una asignación de castellano mis creencias, la tarea era dejar en papel las cosas en las que creíamos. Como buen intenso escribí todo lo que observaba o había observado, los poco que sabia de libros y hasta la situación política de mi país. Era un niño, no tenía más de catorce años, esto fue el resultado. 


Enjoy!

--

CREO EN LA VIDA

Creo en una madre soltera que enfrenta sus miedos para dar un mejor futuro.

Creo en los buhoneros que ponen cada uno de sus sueños en una acera.

Creo en los techos de cartón pintados de ladrillo  con un toque de carnaval  que le da vida a las montañas.

Creo en los estudiantes que se sirven de aprendizaje, cada vez mas llenándose de conocimientos.

Creo en los maestros que son los padres y dueños del saber. 

Creo en Venezuela por siempre ser libre como el águila.

Creo en los rojos por buscar identidad.

Creo en  los azules por buscar futuro.

Creo en mí, como creo en ti.

Creo en la brisa llena de humo libre.

Creo en el sol cuando se esconde.

Creo en  la luna cuando sale.

Creo en la EDC (Electricidad de Caracas)  que llena cada espacio de nuestra alma con luz extraída del esplendor de la luna.

Creo en Hidrocapital que extrae cada sudor, cada lágrima y cada gota de lluvia convirtiéndola en agua para la vida.

Creo en la gente material que se guardan en cajas para que el mundo no los afecte.

Creo en los pensamientos de escritores que nos hace enfrentar la cruda realidad.

Creo en las adopciones que buscan llenar un vació y poder tener una luz a quien guiar.

Creo  en los padrastros que son suplentes a tiempo completo.

Creo en los borrachos que con cada trago se le restan un día de su vida.

Creo en las prostitutas que  sacrifican sus almas para poder sobrevivir.

Creo en las personas que trabajan de noche que prefieren no dormir para llevar el pan a sus casas.

Creo en mí un adolescente que se sienta en el balcón de su casa a plantear sus infinitas creencias.

Creo en la justicia, la paz, la libertad y el amor.

Creo en las personas que se drogan por que entran en un laberinto para escapar de la realidad.

Creo en la Caracas de los techos rojos lleno de vida y sencillez.

Creo en la madrugada el momento donde nos llenamos de esperanza para despertarnos en un mundo mejor.

Creo en la mañana donde los guerreros con espadas y escudos de cartón luchan por un mundo sobre poblado de sueños.


                                                          Ostwald J. Guillén.

2 comentarios:

  1. Hermoso escrito, bastante profundo. Me dejo pensando...

    Besos.
    twistedfashionistas.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por leerlo! Significa bastante para mí ese escrito.

      Eliminar

Bottom Ad [Post Page]