Un concierto brutal, Steve Aoki en Venezuela.

by - lunes, abril 08, 2013



GET CRAZY! 



GET WILD!




LET'S PARTY!


Sin querer, en materia de conciertos, estamos acostumbrados a ver lo mismo. Una tarima obsoleta con audiovisuales de los noventas,entradas asquerosamente costosas y una logística peor que la de cualquier abasto en quincena. ¡Todo un caos!


Steve Aoki fue diferente, sus productores se encargaron de prestarle atención a cada detalle para que sus asistentes vivieran una experiencia distinta. Y así fue. El concierto comenzó alrededor de las siete de a noche. Una logística impecable por parte de VIP y una no muy rápida en la parte de general acompañaba la entrada. De pronto todo comenzó a ir más rápido. Gritos de ¡Entrada y cédula en mano! se escuchaban en la fila de general. Así de ir MUY lento todo comenzó a cobrar rapidez y en un instante ya estabas dentro del concierto. Los asistentes estaban divididos por colores, brazalete verde para los menores y brazalete naranja para los mayores de edad. También los asistentes estaban divididos, el VIP se veía como realmente de celebridad un túnel con puffs y pantallas, algo no antes visto. 

Al entrar lo primero que podías observar eran los comercios dedicados a comida y bebida, algunos con punto de venta algo que al parecer se torna una sencillez pero es realmente IMPORTANTE. Luego, una enorme carpa repleta de aire acondicionado y locura te esperaba. Al entrar el ambiente era de Proyecto X + Spring Breakers. Pubertos, sí pubertos por todos lados con cara de "me estoy comiendo el mundo". Todos pensamos eso en algún momento. Padres con cara de horror al ver a chicas en sostenes bailando las mezclas que colocaba el Dj de turno. Guardaespaldas asombrados y persiguiendo a sus clientes. IPhones en el piso y hasta muñecas inflables era lo menos que podías ver en un concierto de este tipo. 

Pasó un rato, algunos técnicos se acercaron a la tarima y al parecer arreglaban todo para la llegada del japonés-americano. Un reloj con las palabras DIM MAK (Empresa de Aoki) indicaba que ya llegaría el DJ más esperado. Las personas comenzaron a gritar, en un abrir y cerrar de ojos ya Steve estaba en tarima y la locura se había apoderado de la sala.

Tres tortas, agua, champaña, una balsa y buenos beats acompañaron a Steve Aoki durante toda la noche. Un concierto que sin duda fue una experiencia de primer mundo, pocas vistas en el país. Nada de tiroteos, golpizas ni horror. Definitivamente invertiría en otro concierto de EME sin pensarlo.

Los visuales fueron otra cosa, la tarima también. ¡OTRO NIVEL! Pursuit Of Happiness, Turbulence, Cudi The Kid, entre otras fueron algunas de las canciones que sonaron en una de las mejores noches del año en materia electrónica. 

Steve dijo algunas palabras generosas hacía Venezuela, levantó su mano y ya todo había acabado. ¡Habían pasado casi dos horas desde que se monto y nadie se dio cuenta! Sin locuras ni carreras el concierto había acabado, la gente se retiraba a sus casas y otros al after party en el CSI.  



Thanks, Aoki. 
FUCK YEAHHH!


(Acá les dejo un vídeo de la fiesta del año)








Atte. Ostwald J. Guillén


You May Also Like

0 comentarios